martes, 9 de enero de 2018

CIO-CIO-SAN

Como siempre, no voy a entrar en polémicas personales pero, llama la atención ese ridículo rasgarse las vestiduras de las supuestas feministas del Círculo de Alcaláen un incomprensible intento de tapar el fondo de la cuestión desviando la atención de los lectores del Agrupa.

¿Que clase de feminismo es ese que no siente la mas mínima empatia ni preocupación por la situación en que se encuentra la pobre Cio-Cio-San? ¿Han entendido algo?

El Partido Popular ha puesto a Podemos en el escaparate de la Opinión Pública como una criatura apestada. Con el mismo morbo que exhibe a las prostitutas en los escaparates del Barrio Rojo de Ámsterdam, cada vez que la foto de nuestros concejales sentados y señalados aparece en los medios de comunicación junto al correspondiente artículo--y van seis o siete veces-- nuestro partido se desangra y pierde miles de votantes, porque se hace hincapié en la condición de militantes en Podemos de estos concejales. Al PP le importa poco Somos, pero si tiene gran empeño en disparar contra Podemos y, por elevación, contra el PSOE.

Es un lamentable asunto muy mal manejado por Somos desde el principio (desde hace año y medio). Independientemente de cual sea la resolución judicial hay otro plano a considerar: el de la sospecha sostenida y alimentada periódicamente en los medios de comunicación que erosiona de manera continua a Podemos. Asambleas como la del otro día, insisten en usar el nombre del partido como paraguas de un Somos altamente tóxico. No es de extrañar que en esa situación, ya que no ha habido altura política y concepción táctica para dar un paso a un lado, el Consejo de Coordinación de Podemos haya decidido adoptar medidas cautelares temporales de suspensión de personas y desvinculación de Somos.

Sin embargo, es triste, pero el daño esta hecho. Sera de muy difícil reparación y, sin duda, pasara factura. Por ello todas las personas, con verdadera altura de miras, deberemos esforzarnos para restañar heridas y adoptar acuerdos capaces de una necesaria recomposición política. ¡Ah!, y a los y las adalides de ese feminismo de cartón les digo: menos tópicos y menos palabrería. Ocúpense de verdad de la pobre Cio-Cio-San puteada por el teniente Pinkerton. Atiéndanla y, sobre todo, protejanla, y vístanla que esta desnuda.

JMS.  (17/12/2017)

EL PENULTIMO CUPLÉ

El matrimonio Somos-Podemos, matrimonio católico donde los haya, ya saben: hasta que la muerte nos separe, se aviene mal con los tiempos que corren. Ya no se toleran los malos tratos. Y no me refiero al espinoso tema de las subvenciones cuya resolución judicial llegara en algún momento, sino al triste papel de Podemos Alcalá convertido en mujer objeto, exhibida en toda clase de festejos por un marido avasallante y dominador que es Somos. Exhibidor sin empacho de esta consorte de circunstancias cuyo único oficio es ser un paraguas morado carente de sustancia alguna.
Ya lo dije, ahora no se toleran los malos tratos. Ni tampoco desvergonzadas exhibiciones que presenten en sociedad a la parienta como si una luminosa puta fuera--eso dice el PP--y lo lleva diciendo desde hace más de un año. No está siendo un buen marido Somos, no. Si sigue la exhibición--que seguirá--el tardío e inexorable divorcio dejará a esta circunstancial Cio-Cio-San a los pies de los caballos con escasas posibilidades de redención ciudadana.


JMS. (16/12/2017)

jueves, 4 de enero de 2018

BORRON Y CUENTA NUEVA (3)

Por fin estallo el asunto. El juez imputa a los cuatro concejales de Somos Alcalá denunciados por presunta prevaricación. La denuncia a la fiscalía procede del Partido Popular y esto podría haber sido una más de las confrontaciones entre partidos si no hubiera más elementos, que los hay. Es normal, por otra parte, que "el entorno" que rodea a los denunciados vinculados al núcleo duro de Somos Alcalá/Podemos tándem indisociable, salga en defensa de los cuatro concejales de Somos que son a la vez militantes de Podemos. A este entorno interesado que, ni mucho menos, representa a la militancia y simpatizantes en Alcalá,  debería haberle preocupado con anterioridad la erosión que ha venido sufriendo el partido desde el año pasado por la aparición en prensa de todo este asunto, cosa que no ha sucedido.
Y sí que hay más elementos. El equipo directivo al que nos referimos y al que pertenecen los cuatro concejales de Podemos ha conducido a la formación Podemos a la irrelevancia en Alcalá de Henares. Esto es algo muy triste que no se merecen los alcalaínos, de lo que se debe informar, y que debe revertirse. El segundo elemento a considerar es que hace bastantes meses que, internamente, desde militantes de Podemos-Alcalá se había presentado una denuncia por vulneración del Código Ético a la Comisión de Garantías de Podemos denunciando todas estas cuestiones. Sorprendentemente, "Garantías" no actuaba. Luego se ha sabido que una persona de este tribunal interno bloqueaba el que se abordara y sustanciara la denuncia.

Dicho todo lo anterior, es comprensible que desde el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos se haya tomado la decisión de suspender cautelarmente a nuestros concejales y proceder a una desvinculación total de Somos-Alcalá por parte de Podemos, en tanto que avance la actuación judicial hasta la sentencia de una parte y, de otra, hasta las conclusiones internas de la Comisión de Garantías. Hasta ese momento debe respetarse la presunción de inocencia de nuestros compañeros pero el partido no puede pararse, de ahí la necesidad de que durante un periodo de transición un Equipo Técnico (Gestora) dirija la actuación política en Alcalá de Henares.                                   ´

JMS.  (04/ 12/ 2017)

BORRON Y CUENTA NUEVA (2) (Texto enviado al Agrupa el 21/09/2017 borrado por Podemos-Alcalá)

Con opacidad y secretismo se está llevando el asunto de la denuncia al Comité de Garantías de nuestros concejales militantes de Podemos, por presuntos hechos irregulares y/o delictivos. Lamentable todo el tema, y oliendo mal los procedimientos. Se desconoce en detalle contenidos, origen y personas denunciadas. Este episodio, sin duda ha de tener consecuencias políticas en Alcalá, máxime, habiéndose publicado desde la Secretaría de Organización del CCA la información del hecho. A veintiuno de septiembre y después de continuas filtraciones desde junio, advirtiendo que los pormenores se conocerían antes de acabase el mes de julio, seguimos sin saber el recorrido de la denuncia contra los concejales pese a afirmarse desde medios cercanos a la SOA que era inminente esa comunicación. Se afirmaba también que el asunto "explotaría" a finales de agosto coincidiendo con la feria alcalaína, en ese momento, la dirección de Madrid montaría una Gestora del partido en Alcala para cubrir la segunda etapa hasta 2019.

Pues ni lo uno ni lo otro. Acabó la feria, paso el 31 de agosto, también el 20 de septiembre y seguimos igual. Se está practicando un juego político irresponsable, de muy bajo nivel, inútil y disgregador. Esto no es ni "pablísmo" ni "errejonísmo". Es fontanería de alcantarilla. Antes que nada debemos decir que, cuando un proyecto de la izquierda fracasa es un paso atrás en la lucha continua para mejorar la situación que afecta de manera negativa a las clases populares. Si, además, este proyecto es una apuesta de integración de distintas formaciones que son capaces de alcanzar el gobierno local y gobernar razonablemente bien a partir de la inexperiencia total durante más de dos años, es un doble fracaso del que hay que extraer las oportunas enseñanzas. Es mucha la responsabilidad que se asume haciendo según qué cosas, ya que no es fácil para la izquierda alcanzar posiciones de gobierno, y todos los actores que intervienen en estos procesos tienen el deber de estar a la altura que se merecen los votantes de Alcalá de Henares.

Esta coalición en la que Somos es una CUP (Candidatura de unidad popular), donde participa Podemos en segunda línea con cuatro concejales, también es una apuesta importante para Podemos cuya filosofía integradora de la diversidad forma parte del ideario desde el principio. Por ello se debe extremar la prudencia a la hora de tomar decisiones que pueden tener consecuencias en el gobierno local y también en la solidez de nuestra posición para las próximas elecciones. No es lo mismo expulsar de Podemos a los concejales por un dictamen fundado del Comité de Garantías, que "apartar" temporalmente, sin expulsar, a estos compañeros, por actuaciones irregulares debidas a errores no constitutivos de delito. Una tercera línea de reorganización sería proceder a una re-estructuración de Podemos en Alcalá, estableciéndose una buena y controlada coordinación con Somos. Finalmente, una cuarta sería la separación definitiva de Podemos y Somos-Alcalá, creándose en Podemos un área municipalista capaz de abordar las próximas elecciones locales. En todos los casos, y separadamente del primero con sus consecuencias (denuncia al Comité de Garantías), si que hay una base solida para la exigencia de responsabilidades y la re-estructuración tanto de Somos como de Podemos en Alcalá. Es algo que no se puede dejar de considerar. Los resultados políticos futuros según la alternativa que se adopte serán radicalmente distintos, y ha llegado el momento de que en el Círculo y en el Consejo Ciudadano Autonómico se trabaje con rigor y honestidad. Basta de juegos, basta de manejos conspirativos y basta de dedicar esfuerzos a la defensa y apuntalamiento de sillones-pesebre de unos y de otros.

En cuanto a Podemos, precediendo a un análisis objetivo de lo sucedido en Alcalá de Henares, se debe valorar la corresponsabilidad del Consejo Ciudadano Autonómico (CCA) y su actuación a lo largo del último año y medio, periodo de tiempo que podemos dividir en dos partes: una anterior a diciembre de 2016 y otra posterior correspondiente al nuevo equipo liderado por Ramón Espinar. En ambos periodos debería haber habido una conexión regular, orgánica, de verdadero contenido conocido en nuestro Círculo, con proyecto y programa común funcionando en el día a día. Son muchas las cuestiones que, en una ciudad como Alcalá de Henares trascienden al espacio local y hay que gestionarlas articuladas con el nivel autonómico. No vale decir que era misión de Alcalá,--(que lo era)-- ya que debería haber habido exigencia y seguimiento de la CAM mediante los controles ordinarios de funcionamiento que existen en toda organización política de ámbito estatal. El CCA tenía la obligación y deber de estar al tanto mediante el seguimiento puntual del programa municipal, tanto el de Somos (a distancia) como el de Podemos de manera cercana.  El divorcio y la desconexión ha sido total. El rosario de hechos producidos desde hace meses junto al proceso de descomposición del Círculo y la desaparición del Consejo Ciudadano Municipal (CCM) de Podemos en Alcalá, con dejación total de sus funciones en más de un año sin que el CCA de Madrid dijera ni pío, no solo da fe de una situación irregular e insostenible, sino que invalida la pretensión del Consejo Ciudadano Autonómico---también su capacidad--de pedir cuentas. Cada palo tiene que aguantar su vela. Es de justicia.

Fuera de actos propagandísticos o festivos, hasta este verano, jamás nos ha visitado un diputado autonómico o un miembro del CCA en funciones de verdadero trabajo político, (en alguna ocasión, a tomar copas). Como se ha dicho antes, no todos los problemas de la ciudad se sustancian y resuelven de manera única en el ámbito local. En la CAM (Comunidad Autónoma de Madrid) hay 179 municipios de los que 20 tienen más de 50.000 habitantes, al menos en esos veinte últimos es inaceptable que la estructura política de Podemos en la CAM se manifieste con tanta pobreza y endeblez tal como ha sucedido con los episodios de Alcalá. Hay noticias e informaciones de otros lugares que presentan parecidas similitudes. Sin duda, este es el caldo de cultivo perfecto para que proliferen todo tipo de iniciativas desviadas, conspiraciones de poder, y el brujuleo continuo de oportunistas y trepas que nada aportan salvo disensiones, inmovilismo y disgregación. Al día de hoy, Podemos esta muy lejos de aproximarse a los estándares mínimos que se necesitan en el activismo práctico de la izquierda en pueblos, barrios y distritos, para producir cambios sociales positivos.  Este es el verdadero trabajo pendiente. La ocupación de todos, en el CCA y en Alcalá.

Como siempre, Podemos es y será lo que sean sus Círculos mal que le pese a los que desearían acabar con ellos porque es de donde podría salir el peligro para sillones y poltronas. Ahí está la clave, y eso es lo que nos diferencia del resto de los partidos. Si se continua por la senda en la que estamos, Podemos, a corto plazo, se convertirá en un partido de poca relevancia, muy lejos del ilusionante proyecto inicial. Como mucho seremos el "machaca"--perdonen la expresión-- del PSOE, y esto sería volver a los pactos de la Transición en versión devaluada. En Alcalá de Henares hay que ser radical. Hay que hacer un esfuerzo para separar el grano de la paja. No estamos sobrados ni de recursos ni de personal y, de la catarsis que necesariamente se tendría que producir, debe salir una nueva--y mejor--versión del proyecto para pilotar la segunda etapa de esta legislatura. Se necesita una gran dosis de pragmatismo para buscar un amplio consenso. En el Círculo de Podemos, un CCM (Consejo Ciudadano Municipal) totalmente renovado, con nuevas ideas y nuevos planteamientos es imprescindible. Pero fraccionar, desunir, y perder efectivos de manera irresponsable, eso ¡NUNCA!

JMS, (21/09/2017)


BORRON Y CUENTA NUEVA

No me lo podía creer. Abrí Tuitter y me encuentro la fotografía de "Suso" y Jose Manuel López, oficializador y protagonista político, en la asamblea del domingo. ¿Osadía, provocación, inconsciencia? Puede ser todo junto. Pero también significa seguridad en lo que se está haciendo, el plan funciona y avanza. El "Errejonismo" quema etapas y enfoca el trayecto final con una estrategia resuelta y definida. Somos-Alcalá como soporte oficial, un falso Podemos como figurón acompañante donde solo se exhibe la "marca", y un grupo de dirigentes que han apostado por el aterrizaje de Iñigo Errejón en, ¿El Ayuntamiento de Madrid o la Comunidad Autónoma? Tanto da. Ya encontraremos un hueco en lo que salga.
El problema más grave de un partido político es el de la Organización Clandestina Interna. Se trata de la formación de un "partido dentro del partido" con pocas diferencias ideológicas pero con gran control organizativo y de cuota de poder. Durante largo tiempo difícilmente detectable: es un verdadero cáncer en el que el organismo principal no reconoce a las células enfermas. Únicamente la crítica interna permanente, sostenida, a veces no acertada, actúa como quimioterapia. Por ello, rápidamente, se trata de cortar en seco y tapar la boca al crítico. Lo correcto sería ejercitar el debate abierto, pero ya sabemos que tanto en Somos-Alcalá como en Podemos-Alcalá jamás se ha producido un debate político. La forma más perversa del mal sucede cuando esa organización clandestina se coordina con una facción interna ya existente en el partido que, después de ejercitados los mecanismos propios,  ha perdido poder y trata de recuperarlo.
Desde hace tiempo algunos militantes de Somos han venido manifestando acaloradamente: "Somos-Alcalá no se debe convertir en un tentáculo de Podemos". Ello es legítimo, el derecho a opinar siempre es legítimo: se sustancia con la práctica del debate abierto.  Desde siempre ha existido dentro de Somos-Alcalá una pulsión muy potente reclamando independencia y autonomía. A mí mismo, en multitud de ocasiones, ante planteamientos políticos concretos se me ha exigido "que respetase las distintas sensibilidades existentes" o se me expulsaría del medio de comunicación---Por supuesto que no comparto este punto de vista--- En general, estas críticas procedían de personas vinculadas a movimientos sociales, a Equo, y todas ellas integrantes o cercanas al "núcleo duro", incluidos concejales, que ha venido manejando hasta el día de hoy la coalición. (Hay abundante documentación escrita y hablada al respecto)
 Sin embargo la realidad es bien distinta, nos encontramos ante planteamientos políticos concretos organizados y las consecuencias derivadas de ellos están a la vista. Es inmenso el daño que Podemos está recibiendo de Somos-Alcala en nuestra ciudad y, dada la proyección mediática, también al partido a nivel nacional. La  repetida aparición en los medios de nuestros concejales relacionados con asuntos presuntamente irregulares, sin que haya habido exigencias de rectificación ampliamente publicitada, y recientemente, la mención de nuestro compañero Jesus Abad (Suso) concejal y Secretario General de Podemos en Alcala--- por dos veces-- durante la Moción de Censura a Rajoy en una retransmisión televisiva en directo de gran resonancia, crea un escenario muy inquietante.  Tampoco son todas las personas de Somos-Alcalá en gran parte desconocedores de la trama, pero si el núcleo dirigente de la coalición.
 Nos hemos dado cuenta tarde, es verdad, y ha habido que pedir ayuda a Madrid para poder hacer algunas cosas. No sé si vale como disculpa el caos permanente---ahora tenemos fundadas sospechas de que ha sido un caos alimentado--- que ha existido en las dos organizaciones, hasta el detonante que significaron los últimos acontecimientos producidos; la mescolanza de actividades, la indefinición estructural, la parálisis, la ausencia de responsabilización, la subordinación de las iniciativas a lo que hiciera Somos, la inexistencia por dimisiones, vacío organizativo, y dejación operativa del Consejo Ciudadano Municipal y la Secretaría General durante más de un año, cargos orgánicos que tenían la inexcusable obligación de haber definido y desarrollado una política del partido para Alcalá, coordinada, pero con independencia de la que hiciera Somos, etc., etc. Todo eso quedó aclarado y rubricado emocionalmente en la última asamblea, tras la manifestación coral: --¡Somos concejales de Somos!--  Claro como el agua.
 Se ha utilizado a Podemos como tapadera y vehículo transportador cuando convenía. Ninguna de las decisiones tomadas han sido conocidas con carácter previo ni por las asambleas ni por la dirección en Madrid. Las personas, ---militantes de Podemos---, que han estado pilotando los temas a caballo entre las dos organizaciones, siempre han dejado a Podemos en posición subalterna sin capacidad de respuesta. También lo sabemos ahora: eso era una condición necesaria, según el plan previsto, para el aterrizaje de la corriente errejonista perdedora en Vistalegre II, de manera que en próximos tiempos y apoyándose en otros municipios con similares características, alcanzasen el objetivo establecido.  No son solo las informaciones de prensa, o la coreografía de la asamblea del domingo, también son conocidas las repetidas y discretas visitas de José Manuel López a nuestro Ayuntamiento en las últimas semanas, cuyo propósito no era explicado ni conocido.
 Se han bloqueado continuamente iniciativas, propuestas, actividades, etc. Quizá, erróneamente, hemos esperado demasiado a que desde el CCA se diera algún tipo de orientación dentro de las líneas generales aprobadas en nuestros Congresos, (Vistalegre I y Vistalegre II) y no ha sido así, en parte por las convulsiones y cambios producidos en el propio CCA, el cambio de dirigentes, y la ebullición política general. En algún momento, con calma, habrá que delimitar responsabilidades, pero lo cierto es que nos hemos "comido" ya dos años y Podemos-Alcalá, en estos momentos, es un embrión de organización resultante de la neutralización a que ha sido sometida desde un tiempo pasado en el que se hacían  asambleas de más de ochenta personas, a la situación actual de total atonía e irrelevancia, que deberá empezar de nuevo sobre cimientos más firmes y eficientes.
 Eso sí. Al margen de Somos-Alcalá y cuanto antes. Seguramente hay tiempo suficiente para hacerlo, y deberá hacerse en un espacio propio, acorde a la importancia de Podemos y de la ciudad de Alcalá de Henares. Igualmente, el conjunto de personas que han tenido relación con los últimos sucesos denunciados, no explicados y no desmentidos fehacientemente, deben entender que son incompatibles con lo que significa Podemos y su acción política en favor del cambio general, y en particular, del cambio con la necesaria consistencia que necesita Alcalá de Henares.


JMS.  (19/06/2017)

ASAMBLEA EN LA PUERTA DEL SOL

Bueno, ya hemos estado en Sol. La emoción nos ha embargado a muchos. Ha sido como un salto al pasado,.."No nos representan", "No hay pan para...".....
¡Que glorioso aquel 15 de mayo, tan carismático como la camiseta del Che!

Buena entrada, (casi lleno); seguimiento de mas de un millón en redes. Echenique diciendo eso de, "Antes el PP aplaudía a la Guardia Civil, ahora dice, ¡hostia la Guardia Civíl!" . Alborozo general, porque de aquel 15M glorioso a hoy han pasado muchas cosas buenas. Y,... siguen sin corregirse algunas otras, malas.

Los españoles somos proclives al mito, a la vida escénica y al espectáculo. Los anglosajones, menos chulos pero más prácticos, oponen el conocimiento al mito y les va bastante bien. Por eso no estaría mal que en nuestros Círculos,--Podemos será aquello que sean sus Círculos, no lo olvidemos---se empezara a trabajar con seriedad y rigor en las construcción de la ALTERNATIVA, (Finalidad, objetivos, programas, acciones y PROYECTOS CONCRETOS MEDIBLES)

Al mucho bagaje que ya hay si se quiere utilizar, añado el siguiente enlace. 



Zona de los archivos adjuntos

JMS (21/05/2017)

DE DONDE VIENEN NUESTROS MALES

Por supuesto que no es una conspiración judeo-masónica. Tampoco es que nos invadan infiltrados comunistas o de la IU rebelde para destruir las esencias de Podemos. Por otro lado, la pugna interna Iglesias-Errejón ya ha sido superada cuando vemos a Iñigo pisando fuerte en la CAM y en los espacios de análisis político global. ¿Pueden ser grupitos de poder local que quieren tomar el Consistorio? Por muy grande que sea el despiste, no puede llegar a tanto. ¿Entonces, qué?
Probablemente, es que el rey está desnudo, muchos no lo ven y ningúno--salvo yo--se lo dice. Qué duda cabe de que nuestra exigua y rudimentaria organización, (muchas veces ausencia total), tanto en Somos como en Podemos, se presta gustosa a que episodios como las subvenciones, los ceses, y la maldita Asamblea sean plataformas ideales para que el PP, C,s y otros inconformistas, nos den toda la caña mediática posible. Ya hubiera querido Fernando VII (¿El de las carambolas?) que se las pusieran así. Las formaciones políticas monocolor no tienen los problemas que tenemos nosotros. El problema de la articulación de las CUP,s y el partido matriz, (lo de matriz, dicho con todas las cautelas pues admite muchas gradaciones y matices), está muy lejos de resolverse en ningún sitio, quizá Cataluña sea una excepción. Y, desde luego, esa articulación debe ser planteada bajo unas reglas muy claras y firmes. En Alcalá de Henares nunca se ha abordado esa cuestión y la mescolanza Somos-Podemos es un hecho cotidiano que, como la carne expuesta al sol, se llena rápidamente de moscas y gusanos.
Ni las subvenciones, ni los ceses, han sido decisiones tomadas con carácter previo en el seno de la organización (Somos), obviamente, esto es así, porque Somos en estos momentos es un ente flotante inexistente (Jurídica y legalmente en estos momentos, Somos es Equo). De facto, la cortadura (abismo) que hay entre nuestro grupo de concejales y la organización (Somos), impide la puesta en práctica de una acción política de debate y consenso interno. Que nuestros concejales están solos ante el peligro, es un hecho, y esto es una consecuencia directa de la inexistencia de una organización que tenga y aporte los mecanismos de amparo necesario. En Podemos la cosa difiere. Desde luego no hay estructura, no hay línea política local y la actividad es escasa. Nos limitamos a reproducir lo que viene de Madrid, que tampoco es gran cosa. Estos son los mimbres, podemos seguir haciéndonos p……mentales, pero poco más hay.
Cierto que hay un núcleo duro que engloba a un determinado número de personas, más por afinidades personales que por ideología, con un objetivo difuso. Sería un espejismo pensar que de ahí es posible acceder a la política real. Algunos de estos compañeros siguen pensando que están en el 15M donde las afirmaciones y propuestas eran básicamente escénicas y corales. Cuando se está dentro de un Ayuntamiento, se está dentro de la política institucional y las decisiones y las acciones se toman y realizan dentro de lo que dispone la Ley, (Código Civil, Penal, régimen de Asociaciones, Ley de Contratos del Estado, etc.) Igualmente, Podemos ya no es una entelequia, tenemos 72 diputados en el Congreso y un sinfín de compañeros en otras instituciones. Por ello, las acciones directas o por tiro parabólico de nuestros adversarios, que nos puedan afectar deben ser consideradas con la máxima atención. La cuestión Somos-Podemos es inaplazable. También es inaplazable que sin infantilismo, con un mínimo de madurez política, se aborde la organización política global de la izquierda en Alcalá de Henares.


JMS.  (09/05/2017)